1 oct. 2014

ATÉ o ATEA

En la mitología griegaAte o Atea (griego antiguoτη -hV (ή), en griego antiguo, Ἄτη: ‘ruina’, ‘insensatez’, ‘engaño’; ‘mal’, ‘injusticia’; ‘acción precipitada’, ‘ceguedad de espíritu’; ‘extravío fatal’; ‘calamidad’; ‘desgracia; ‘azote’; ‘pecado’; ‘falta’, ‘crimen’)  era la diosa de la fatalidad, de la desventura, de la conducta irresponsable, de las acciones precipitadas, del error fatal y de todos los males.
♣Divinidad maléfica odiada por hombres y deidades, personificaba el error, la venganza, la injusticia, la perversidad, la fatalidad, el mal, como condición humana, o el arrebato y el extravío de la irreflexión.
♣Diosa maligna que personificaba la pérdida de la razón y la confusión del alma, la ofuscación y la pasión ciega.
♣Era la diosa o daimon que personificaba el encaprichamiento y el impulso temerario que guiaba a los hombres hacia el camino de la ruina.
♣Los antiguos adoraban la Maldad bajo el nombre de Até (palabra griega A῎τη, que significa mal, daño): creían que su único destino consistía en hacer daño.
Diosa del mal entre los griegos.
 Era el engaño, la confusión, la locura ciega, la acción precipitada, la desgracia y la mala suerte.
♣Era la encargada de precipitar a los hombres en la desgracia que ellos mismos se procuran.
♣Responsable de los actos dañinos e irreflexivos.
♣Era una deidad maléfica, odiosa a los mortales y a los dioses, entre los que se complacía en sembrar querellas, quienes acabaron por expulsarla del Olimpo. Desde entonces, vaga por la Tierra y se complace en la desgracia de los hombres.   
Divinidad de carácter alegórico que personificaba el extravío del espíritu hacia el mal, la ceguedad que impulsaba en determinados momentos a los hombres a cometer ciertos actos sin prever sus peligrosas consecuencias.
♣Até representa el extravío del hombre hacia el mal
♣Personifica la ceguera del espíritu  que lleva al mal y a la ruina.
♣Era una diosa maléfica, cuya única ocupación o función era turbar el espíritu de los hombres, a fin de empeñarlos más fácilmente en tomar aquellas rutas o decisiones que debían hacerles desventurados e infelices.
♣Ocupada exclusivamente en conturbar el espíritu humano para sumirle en la desgracia
♣Impulsa los hombres a cometer acciones insensatas.
♣Su misión era perturbar el espíritu de los mortales para hacerlos desgraciados.
♣Diosa maligna, que gustaba de dar pesares a los hombres turbandoles el entendimiento.
♣Personificación entre los griegos, de la tentación provocada por los dioses, que inducia a un hombre a infatuarse y adoptar una conducta que habría de resultarle fatal.
♣Era la personificación del engaño, que obnubila la mente de sus víctimas y que las lleva a cometer actos de locura ciega.  
♣ Diosa del mal, odiada por dioses y hombres. Recorre el mundo con increíble rapidez, incitando a los hombres al mal y a la lucha.
♣Poco tiempo después, recorrió toda la tierra con una celeridad espantosa, haciendo todo género de calamidades e injusticias. 
Personificación de las acciones irreflexivas y sus consecuencias. Típicamente se hacía referencia a los errores cometidos tanto por mortales como por dioses, normalmente debido a su hibris o exceso de orgullo, que los llevaban a la perdición o la muerte.
♣Es una abstracción, la personificación de los desvíos, los errores, así como del castigo con que los dioses sancionan un crimen o una profanación.
♣En el mundo helénico, expresa al mismo tiempo la ceguera moral que induce al hombre a rebasar sus propios límites, la falta cometida, el castigo fatal de los dioses y la desgracia que acarrea dicho castigo.
En las obras de escritores clásicos Até aparece bajo una luz diferente: venga los actos malvados e inflige justos castigos a los delincuentes y su posteridad, de tal forma que su personalidad es casi la misma que la de Némesis y las Erinias. Aparece con mayor protagonismo en los dramas de Esquilo, y con menor relevancia en los de Eurípides, donde la idea de Dice (Justicia) está más completamente desarrollada.  
♣Su carácter abstracto y vengativo recuerda el de las Erinias y Némesis.
♣Era el Castigo divinizado
En su obra Julio CésarShakespeare presenta a Ate como una invocación de la venganza y la amenaza. Marco Antonio, lamentando el asesinato de César, imagina así al espíritu del occiso:
«[...] pidiendo venganza, con Ate a su lado llegará ardiendo del Infierno, gritará en estos confines con voz de monarca “¡Caos!” y soltará los perros de la guerra [...]»
♣Malévola y vengativa, castigaba a los infieles con insomnio.
══════════════════════════════════════════════════════
Señales de identidad
Divinidad ligera, sutil y voladora, no tocaba jamás tierra sus pies sólo se posan sobre las cabezas de los mortales sin que ellos lo sepan; posándose sobre éstos turbaba la razón e inducía al error, a la locura, que traería la desgracia
Los griegos creían que flotaba siempre a la altura de la cabeza, sin tocar el suelo para inspirarles el mal
Cerniéndose sobre las ideas de los hombres, les hace sus cómplices o víctima, y domina y devasta la Tierra que no tocan sus ligeros pies.  
Según Homero, Até no tocaba el suelo, sino que volaba siempre al nivel de la cabeza de los mortales, lo cual indica bien claro que era una especie de genio o demonio tentador siempre solícito a perturbar la inteligencia humana.
Las Litaí (Oraciones, Ruegos o Suplicas) sus hermanas iban tras ella pero Ate era rápida y las dejaba muy atrás; reparan aunque lentamente los males que aquella ocasiona.
Las Litas u Oraciones sus hermanas, la siguen de lejos y tratan de reparar los estragos que ella causa.
══════════════════════════════════════════════════════
La equivalente de Ate en la mitología romana es Nefas (Error).
══════════════════════════════════════════════════════
Nacimiento
En su TeogoníaHesíodo afirma que la madre de Ate es Eris (la Discordia), pero no menciona a ningún padre.
Algunos autores, pues, la consideran hija de Zeus con Eris. 
En la Ilíada (19,90ss), se dice que Ate es la hija mayor de Zeus, sin mencionarse madre alguna; lo cual no quiere decir que en la moral de Homero se considerase a Zeus, Dios supremo, como autor del mal, antes bien se reconoce en el hombre la responsabilidad del bien y del mal: al decir que Até era hija de Júpiter se emplea una alegoría cuyo sentido explica Decharme diciendo que representaba el mal con todas sus consecuencias, como una ley de la condición humana, la cual, como todas las leyes morales, dependía del Ser Supremo. Homero se sirve de esta idea, que personifica como hija de → Zeus, para abordar el problema de la responsabilidad moral divina.
══════════════════════════════════════════════════════
Mitos relacionados a Até
En la Ilíada cuenta Agamemnón de que manera lo poseyó Até cuando disputó con Aquiles y le arrebató a su concubina, Briseida, del mismo modo la mente de Zeus fue obnubilada por Até cuando, en el momento en que debía nacer Heracles, Hera lo engañó haciéndole jurar que al «primer descendiente de Perseo que naciera» ese día reinaría sobre todos los que tuviera a su alrededor. Hera retrasó el parto de Heracles y haciendo que la mujer de Estenelo pariese antes del tiempo señalado a Euristeo y haciendo de esta manera se llevase el trono de Micenas; por esta causa tuvo derecho para mandar a Heracles. Disgustó tanto a Zeus, que este Soberano de los Dioses, asiendo de los cabellos a Até por creer que esta había inspirado a Hera semejante intento, la precipitó de lo alto del Olimpo, después de haber hecho juramento de que ella no volveria a aparecer jamás en la morada de los inmortales. Por eso el Error es una triste herencia de la humanidad. Apolodoro, afirma que cuando fue arrojada por Zeus, Até cayó en una montaña de Frigia (Asia Menor), que fue bautizada con su nombre. Más tarde Ilo, persiguiendo una vaca, fundó allí la ciudad de Ilión, esto es, Troya. Esta bonita floritura está cronológicamente reñida con la fecha en la que según Homero ocurrió la caída de Ate. Homero quiso representar bajo esta fábula, la intención que tenemos al mal o el mismo mal bajo una figura alegórica; porque, después de haber hecho la pintura de esta hija vellaca, que corre, según el poeta, toda la tierra con una velocidad increíble, y hace en ella todo cuanto mal puede, añade que sus hermanas hijas de Zeus como ella, a las que llama Litas esto es, las Plegarias, van siempre detrás de ella para corregir, en cuanto alcanza su poder, el mal que aquella hace; pero que siendo cojas van con mucha mayor lentitud que su hermana: esto quiere decir, que el mal es siempre más pronto y mas real y verdadero, que la separación y arrepentimiento que se tiene de el. Cayó en el monte de Frigia en el que Ilo construiría Troya. A partir de ese momento Atea vivió entre los hombres, vagó por el mundo, pisando las cabezas de los hombres en lugar de la  tierra, provocando el caos entre los mortales, y así la desgracia y el error se convierten en herencia de la humanidad. Pero después Zeus envió también a vivir entre los hombres a sus hermanas, las Litaí ―«Plegarias » de perdón, es decir las «Disculpas»―, cuya función era seguir a Até y ayudar a subsanar los males que pudiera causar entre la humanidad engañada.
En las Dionisíacas de Nono, Hera incita a Até para persuadir a Ampelo, un joven a quien Dionisos amaba apasionadamente, para que impresionase a éste cabalgando un toro. Ampelo acabó por caerse del mismo, rompiéndose el cuello, siendo entonces transformado en vid.  
Se dice que fue responsable de la amarga disputa entre los héroes griegos Agamenón y Aquiles durante la guerra de Troya. Homero hace hablar de ella en estos términos  a  Agamemnón en aquel bello discurso, que tuvo a los capitanes griegos, congregados de orden suya:
«La diosa Até, dice este jefe del ejercito griego, para dar la excusa de haberle quitado a Aquiles a Briseida: la diosa Até por ventura no es siempre mas fuerte que los hombres, y no hace que se salgan con la suya en todos los intentos. Esta terrible y perniciosa hija de Zeus, cuya única ocupación y oficio es hacer mal, que desdeñándose de tocar la tierra con sus delicadas plantas, anda altiva y orgullosamente sobre la cabeza de los hombres, para precipitarlos en los mayores males; esta es aquella que en las crueles disensiones que excita, cuando no arruina los dos partidos, no deja jamás de estrellar a lo menos a aquel que tomó por blanco de su ojeriza; y aun en otro tiempo hizo que el mismo Zeus experimentase su poder con ser mas poderoso, que todos los hombres y que todos los dioses. »
La maligna diosa Até, que es la Injuria, corre todo el mundo; es pronta, ligera, y osada como ella misma; siguenla las Lites, las Expiaciones y las Plegarias, pero con un paso tímido, y vacilante, para curar los males que ocasionó (este corresponde claramente, tanto al orgullo de Agamemnón en su riña y discordia con Aquiles, como al abatimiento a que se vió reducido en la embajada, que el envió) pero cuando las Lites se vieron despreciadas, levantanse hasta el trono de Zeus, y le conjuran que reconcilie, y una a la diosa Até con el hombre soberbio, e inexorable, a quien habían dirigido en vano sus suplicas (esto denota la indignación, y los votos de los griegos contra Aquiles, sino se deja aplacar).  
══════════════════════════════════════════════════════
Culto de Até
Únicamente con oraciones fervorosas podía desarmarse su cólera, y algunas veces también se obtenía esta gracia hallándola irritada.
Es importante entregarle a Até ofrendas, que la previenen y la alejan.
Los desventurados campesinos de la Tesalia encendían varillas de incienso en el altar de Zeus, rogando para que la mantuviera alejada de los pueblos, pero todo era en vano, porque ella siempre regresaba con sus adversidades.