20 oct. 2014

SAGHULHAZA

En la mitolgoia mesopotámica, era un epíteto de Namtar, mensajero de Ereshkigal que anunciaba la muerte. 

SAGA

(‘la que ve’, que viene de la palabra que significa "decir")
En la mitología nórdica  era la diosa encargada de mantener viva la historia y la cultura. Odín la visita a diario para beber junto a ella, mientras Saga le recita sus historias.

Diosa que bebía con Odín en la copa de la sabiduría. 
Se le atribuía la invención de la historia.

Divinidad de segundo orden o hipóstasis de Frigg. Es la segunda de las diosas, habita en la morada de Asgar, del gran Sokvabek o Sökkvabekkr ("bancos hundidos"), bajo las frías olas, allí bebe cada día con Odín de unos vasos de oro.


La diosa “que canta las gestas de los dioses y héroes”, y a quien los negros cuervos de Odín revelan la historia de lo pasado y de lo futuro, según el Edda de los antiguos escandinavos. 

SAEHRIMNIR

En la mitología nordica (‘hollín de mar’) era el jabalí que Andhrimnir cocina en el Valhalla y que es el alimento habitual de los Einherjar, los guerreros de Odín. Su carne vuelve a salir cada noche sobre los huesos, lo que recuerda un tema chamánico más claro en la historia de los chivos de Thor.   

SAELTIEL

Es el ángel que combate el espíritu de la intemperancia, la gula y del exceso en la bebida. 
Se lo representa con las manos juntas en oración profunda o con el incienso de adoración, representando así su unión gozosa con Dios; su nombre significa: "Plegaria a Dios". 
El Salvador nos advierte:
"Estén alerta, no sea que se endurezcan sus corazones por los vicios, borracheras y preocupaciones de la vida. No sea que ese día caiga de repente sobre ustedes"
          (Lucas 21,34).  
Por su intercesión, pueblos enteros, en ambiente de misión, fueron liberados del pecado de la intemperancia en la bebida. Esto lo ha conseguido un sacerdote en las misiones, donde él había dado a conocer a este Arcángel y había invocado su ayuda. Personalmente, quien esto escribe, obtuvo de este gran arcángel, el favor, para un sacerdote perdido por toda clase de vicios, comenzando por la bebida, y terminando con toda clase de escandalosos excesos (para lo cual invocó y rezó a diario a cada arcángel en demanda de las virtudes contrarias a tales deplorables vicios)  
Sealtiel como distribuidor de gracias lleva en sus manos una cesta de flores (también frutos), o bien, va derramando flores y frutos; señal de la gloria, de la vida con Dios, de la práctica de las Santas Virtudes. A la Venerable Sor Josefa Menéndez (Hermana Coadjutora de la Congregación del Sagrado Corazón, fundada por Santa Magdalena Sofía Barat, y confidente de las revelaciones del llamamiento de amor del Corazón del Salvador).  
La alegría de la vida en la vida de los niños de Dios se refleja en Sealtiel. El saberse escondidos completamente en la bondad paternal de Dios, en el ardiente amor de María y el valor de luchar por Dios y por María. El amor de entrega a Dios también se refleja en Sealtiel. 
Lo invocamos con sus ángeles para los esposos, para que ellos puedan siempre decir sí a toda nueva vida, confiada por Dios y por El obsequiada. Pedimos a San Saeltiel nos refrene a nosotros y ponga los límites a las personas de nuestra casa o conocidos o aquellos que deseamos convertir y socorrer con la caridad cristiana: de los vicios, de la embriaguez y el pecado capital de la gula, trocándolo en verdadero Gozo espiritual de vivir en Dios (en clima de Oración, el Estado de Gracia, en Unión con Dios).
Oración:
"Santo Arcángel Sealtiel, ayúdanos con tus ángeles, enseñanos a rezar, como el Señor ha rezado y nos ha enseñado a rezar! Amén".
En la grandeza de las tareas confiadas a los siete arcángeles, nosotros podemos reconocer el poder que Dios les ha dado y la importancia de invocar su ayuda. Aquel que los honra, honra también a su Reina, a María Santísima, y obtienen una eficaz ayuda en la lucha contra los siete pecados capitales. Recemos a menudo siete Pater, Ave y Gloria en honor de los Santos Arcángeles, con la invocación:

"Vosotros Santos Ángeles,
venid con Vuestros Ejércitos,
mostrad a nosotros y a todos los hombres 
vuestra ayuda y vuestra fuerza, 
para que nuestro corazón se encienda
en el Amor de Dios 
y de María, vuestra Reina, Amén".

SADHYA

Este termino pertenece a al mitolgoia hindu. El «crepusculo» del amanecer y el anochecer. Hija de Brahmā

SĀDHIÁS

En el marco de la mitología hindú, son un tipo de seres celestiales inferiores. Su nombre significa ‘los que se deben propiciar [o sea, aquellos a quienes uno debe aplacar su enojo, para volverlos propicios]’. 
La raíz verbal sadh significa ‘terminar, completar, subyugar, dominar’. 
Como sustantivo plural, son una clase de gaa-devatā (el grupo de los dioses, como clase), específicamente los jñāna-devas (dioses del conocimiento). 
En el Rig vedá se nombran 11 sādhiás: Daśa, Manas, Manti, Nara (diferente del Nara que era el compañero de Nārāyaa-Vishnú,Nārāyaa (diferente que el dios Nārāyaa-Vishnú), Naya, Pāna, Prabhu, Prāa, Vinirbhaya y Via. En cambio según varios Puraás, el número de los sādhiás varía entre 12 o 17.
El mundo de los sādhiás está por encima de la esfera de los dioses. En cambio el comentador Iaska cree que su ubicación es en Bhuvarloka o región intermedia, entre la Tierra y el Sol.  Se describe a los sādhiás como creados después de los dioses, con naturalezas exquisitamente refinadas. Son hijos de los soma-sads e hijos del Virāj
Son hijos de la diosa menor Sādhyā (prácticamente desconocida). 
En la mitología posterior fueron superados por los Siddhas.

SAC XIB CHAC

“hombre blanco"; representaba al norte como punto cardinal.

SACHIEL

Es el ángel del agua.

SABAO

Nombre gnóstico del genio de Marte.  

SABACIO

(en griego antiguo Σαβάζιος, -ου, en latín Sabazĭus, -i, término aceptado del griego por transliteración)
Dios frigio o tracio identificado por los griegos con Dioniso (a veces con Zeus y con Gea), que fue introducido en el s. V a. C. en la Hélade
Para los romanos fue un epíteto de Baco.

En demonólogia era el jefe del Sabbat de los brujos.
Se le representaba con el pene manchado de sangre, cuernos, y su emblema era la serpiente. 
Su compañera era Bendis, o bien Cotys. 
Sin embargo en la civilización Tracia y Frigia el culto a Sabazios poseía un mismo carácter esotérico e iniciático.
Entre los ritos iniciáticos que el aspirante debía superar había uno sumamente singular, con un innegable contenido sexual. Durante el mismo, se introducía una serpiente de metal bajo las ropas del iniciando lo cual, en opinión de los expertos, suponía una forma de unión sexual con el dios. Por este motivo, Sabazios era a menudo denominado Theos dia kolpou, "Dios entre los pliegues de la túnica" o "Dios a través del vientre. 
Teniendo en cuenta las condiciones en las que solían celebrarse las ceremonias de iniciación a los cultos mistéricos, este rito en concreto debía ser, como poco, atemorizante para el iniciando, que no sabía a ciencia cierta qué iba a encontrar en un espacio a media luz, apenas iluminado por antorchas. 

Sabazio o Sabazius, o más correcto ya castellanizado, Sabacio; es el nombre de un dios de carácter telúricomistérico, llamado también Sábos en sus actos cúlticos.
En las inscripciones griegas y latinas suele aparecer realzado por los adjetivos «santo, invencible, grande» y la designación de su divinidad; por ejemplo, Sancto deo Sabazio (CIL: Corpus Inscriptionum Latinarum, 6,4,2; 14,2894; etcétera). 
En su origen geográfico, Tracia merece el título de cuna de este misterio. Desde Tracia, en el siglo V a. C., pasa a Grecia a través de Frigia, siguiendo las rutas ordinariamente recorridas por las caravanas tracofrigias. En el siglo IV a. C., época de esplendor de las aspiraciones individualistas de la piedad, se afianza, y durante el helenismo alcanza su máxima expansión, llegando hasta Roma a través de las colonias griegas de la Magna Grecia (Italia). 
El mito y el culto mistérico de Sabacio hunden sus raíces en el subsuelo telúrico. Lo comprueban su condición de dios de la vegetación así como el empleo de tierra, salvado, serpiente en el rito iniciático, residuos y síntomas de una prehistoria religiosa de tipo agrario numinoso. Los rasgos definidores de este dios junto con su origen y la trayectoria de la difusión de su culto explican las diversas implicaciones de tipo sincretístico de que fue objeto:
a) Dioniso: No son raros los testimonios antiguos que afirman su identidad (Aristófanes, Las Avispas, 5,9 -escolios-; Cicerón, Natura deorum, 3,58; etc.); los numerosos rasgos afines entre S. y Dioniso emanan de su naturaleza de jóvenes dioses de la vegetación
b) Zeus: A pesar de su parecido con Dioniso tiene ciertos elementos, p. ej., su condición uránica, hasta cierto punto reflejo del dios tracio del cielo, que resultan incompaginables con Dioniso y, en cambio, explican su asimilación a Zeus y Júpiter (CIL, 14,2894, etc.); se trata de un caso más de intento de absorción de cultos y divinidades inferiores por parte de un dios cúlticamente más poderoso. La tradición le asimila ser descendiente de Zeus (bajo forma de serpiente) y Perséfone, siendo asesinado por los Titanes que lo despedazaron en siete partes.
c) Orfismo: Debido a la comunidad de origen y a la semejanza de ambos cultos así como a la hegemonía órfito-dionisíaca, los misterios de Sabacio. recibieron profundas influencias del orfismo, por ejemplo, su nota intelectual (libros sagrados escritos en griego), ciertos símbolos, etc.
d) Yahwéh: Varias son las razones que justifican esta extraña asimilación: difusión del culto de Sabacio por Asia Menor en los últimos siglos antes de Cristo, cuando muchos judíos se hallaban allí deportados por Antioco el Grande desde el 200 a. C. (Flavio Josefo, Antiquitates, 12,3); similitud fonética, en griego, entre el término tracio Sabacio y el hebreo Sebaoth, designación judía de Yahwéh, así como con la del día de la semana Shabat, sagrado para los judíos. Además la excelsitud del monoteísmo yahweísta sedujo a los adoradores de Sabacio y las esperanzas escatológicas, inoperantes en el yahweísmo pero acusadas en el misterio de Sabacio debieron de atraer a los judíos desterrados. De hecho las comunidades de Crimea, nombradas en las inscripciones: «Asociación en torno al Dios Altísimo, al sacerdote..., a los presbíteros...» viven esta teocracia; y llegó a tal extremo que el pretor Hispalus acusa a «los judíos de haber intentado corromper las costumbres romanas con el culto de Sabazi louis» (Valerio Máximo, 1,3,2).
Las ceremonias iniciáticas constaban de diversos ritos:
a) Rociar al iniciando con tierra y salvado cernido sobre él con una criba. A continuación se levantaba, después que el oficiante había pronunciado la fórmula: «Hui del mal, hallé lo mejor» (Demóstenes, Sobre la corona, 259). Tanto las acciones como las palabras aluden a la resurrección tras la muerte;
b) Introducción de la serpiente en el seno del iniciado (Fírmico Materno, De errore profanarum religionum, 10; etcétera). El objeto del rito iniciático parece ser era adquirir cierta comunidad o identidad del iniciando con Sabacio, que se creía empezaba en esta vida y se consumaba tras la muerte. Así lo sugieren la identidad de nombres (los iniciados se llamaban sáboi, sábai, sabaziastiai: CIG, 4,2,626; 2,1326), el significado de la introducción de la serpiente.
Las aspiraciones escatológicas eran muy profundas. Lo testimonian el rito iniciático y las sepulturas de los iniciados. Sus pinturas e inscripciones contienen los siguientes elementos: alma llevada al otro mundo, juicio divino, introducción entre los elegidos por el «ángel bueno», convite de los bienaventurados; temas de influjo judío-cristiano en varios puntos.

Se encuentran representaciones del más allá de los seguidores de Sabacio en las catacumbas de Pretextato, en la Vía Apia romana.