26 oct. 2014

YASO, YASIO o IASO

Existen varios personajes con este nombre en la mitología griega (en griego Ίασώ): una de las hijas de Asclepio y de Epione, y hermana de Higia. 
En realidad se sabe muy poco sobre Yaso. Probablemente fuese considerada una semidiosa, a diferencia de su hermana Panacea, que sí era una diosa «completa». Tenía sin embargo seguidores, los Yasides (‘hijos de Yaso’). 
En El carácter esotérico de los Evangelios Helena Petrovna Blavatsky escribió que «Yaso, la hija de Asclepio, bajo cuyo patronazgo estaban todos los candidatos a la iniciación en el templo de su padre, los novicios o chrestoi, llamados “los hijos de Yaso”.» 
Pausanias escribió en su Descripción de Grecia lo siguiente sobre el templo de Anfiarao en Oropo (Ática):
«El altar tiene varias partes. Una es para Heracles, Zeus y Apolo Sanador, otra está dedicada a los héroes y las viudas de los héroes, la tercera es para Hestia y Hermes y Anfiarao y los hijos de Anfíloco. Pero Alcmeón, debido al trato que dio a Erífile, no es honrado ni el templo de Anfiarao ni con Anfíloco. La cuarta porción del altar es para Afrodita y Panacea, y también para Yaso, Higía y Atenea Paeonia. La quinta está dedicada a las ninfas y a Pan y a los ríos Aqueloo y Cefiso
Aristófanes menciona humorísticamente a Yaso en Pluto, cuando uno de los personajes, Cario, cuenta que Yaso se ruborizó por los gases que expulsaba.

Diosa que simboliza la curación. 
No tiene leyenda propia. 
Poseía un santuario en Oropo. 
Su equivalente en la mitología romana es Meditrina.

(la curación); (“medicina”)